Diseño Web

El objetivo principal de esta marca suponía todo un desafío para nosotros. Teníamos que conseguir reflejar y comunicar, a través de una nueva web, la ingente idea, tan abstracta como tangible, de Andalucía. Toda su esencia, arte y modus vivendi. Por supuesto, desde una perspectiva lo más innovadora posible que nos desligara de cualquier cliché o tópico fútil y costumbrista.

Cuando Kisko García se presentó en la agencia y nos expuso su nuevo proyecto para Restaurante Choco (1 Estrella Michelín, 2 Soles Repsol), se nos cruzó, repentinamente, esa idea fulgurante y ufana que te revela la solución del reto en cuestión.



Como buenos amantes de nuestra tierra, asimilamos rápidamente el concepto que Kisko nos transmitía:la nueva propuesta de Choco era cocinar Andalucía, ni más ni menos.

Pero no de forma tradicional o a través de sus elaboraciones más auténticas; más allá de todo eso, lo que se pretendía era deshilvanar el sur en diversas regiones, según se constituyese el patrimonio alimentario de cada una. Nada de provincias ni términos municipales, Andalucía se tenía que desintegrar -y vincular- a medida que su riqueza natural y patrimonial nos iba convidando con la diversidad de sus productos. Y todo eso, escoltado por el molde vanguardista y técnico que caracteriza a la cocina de Choco. Así pues, nuestro reto consistía en diseñar una web capaz de reflejar la cultura andaluza mediante la alta cocina, destapando la esencia sureña y comunicando la virtud inventiva de Choco.